JUSTA POZOLERA NACIONAL 7ª EDICIÓN



La gran fiesta del Pozole donde en esta ocasión 10 de las mejores pozolerías de México participaron para mostrarnos el sabor tradicional de su región a base del maíz y sus respectivos ingredientes.


En años anteriores se convocaba a un mayor número pozolerías de la República Mexicana, pero en esta ocasión se ha hecho una selección para que de estas, los jueces determinen el ganador de este año, así como también ha sucedido las mejoras en la logística-organización del evento debido a que cada vez genera más expectativas y mayor número de visitantes.


El lienzo Charro de Constituyentes fue la sede anfitriona de esta festividad Mexicana, no solo porque ocurre en el mes de la patrio sino porque los artistas, concursos, bebidas, el ambiente familiar y la charrería hicieron de esta un evento agradable y divertido.


En el concurso de quien come más rápido pozole, se estableció un record y en menos de un minuto se declaró el ganador,  así simultáneamente sucedían otros concursos, mientras se comía pozole, podías ir a comprar tu bebida favorita o sentarte en las gradas a ver el espectáculo en el escenario principal.

 "Esta es una de las castorcemil recomendaciones" de una gran frestividad, como diría el locutor de la estación de Radio Mil, Edgar Morales, quien junto con su equipo han hecho un gran esfuerzo y trabajo, por lo que se les augura mayor éxito en lo sucesivo.

LA VIEJA ANTEQUERA



En medio de un valle mítico se construyó la bella ciudad de Oaxaca, conocida actualmente a nivel internacional sobre todo por la Fiesta de la Guelaguetza. Te dejara cautivado por sus diversos atractivos como la gastronomía, cultura, tradiciones, zonas arqueológicas, de montaña y el calor de su gente, en alguna ocasión una persona me pregunto a modo de dar una rápida respuesta ¿Cómo es Oaxaca? y de inmediato respondí - Es mágico-.

Hierve el agua


 




tasajo con mole
Pan de yema y Chocolate
La exquisita comida típica que puede encontrarse en diversos restaurantes o en los Mercados 20 de Noviembre y Benito Juárez, donde los aromas seducen el paladar del visitante con una deliciosa tlayuda, chapulines rojos, o uno de los siete moles de la zona.


  
Por años este es el sitio reservado para quien desea probar la verdadera comida oaxaqueña. El Mercado Benito Juárez ofrece una gran cantidad de productos y objetos artesanales.  

Pasillo de carnes El aroma del chocolate, especias y la carne sobre el comal son inconfundibles y muy apetitosos. Todos los días el tejate recién preparado, los chapulines rojos, tortillas de maíz, tamales, chorizo, café, chocolate y las tlayudas están a las órden de todos los paladares.

Para rematar y digerir bien cualquier comida, un buen mezcal servido en copa de carrizo y condimentado con sal de gusano y limón, inspira el tradicional brindis: “arriba, abajo al centro y pa’dentro”.


Artesanias con flores


 Las arcadas de la Plaza Central alojan restaurantes, terrazas, portales y cafeterías donde se saborea un chocolate espumoso o café de olla, traído de las regiones cafetaleras.

Sus templos presumen con suntuosidad grandes tesoros como el Convento de Santo Domingo, máximo representante de la capital oaxaqueña donde se encuentran las joyas de la Tumba 7 de Monte Albán.

 


Desde esta urbe se pueden visitar los pueblos de Mitla; zona arqueológica, con maravillas prehispánicas; Santa María del Tule, famosa por su árbol milenario, Teotitlán del Valle, donde se elaboran tapetes con tintes naturales o conocer la elaboración artesanal del mezcal entre otros (ver entradas anteriores estos destinos)

 o visita :